Obras de bioclimatización en 34 centros educativos de Sevilla

Obras de bioclimatización en 34 centros educativos de Sevilla, lo que supondrá una inversión superior a 9,2 millones de euros, incluidos proyectos y obras. La Agencia Pública Andaluza de Educación ha iniciado ya 34 actuaciones de instalaciones de instalación de refrigeración adiabática y energía fotovoltaica en centros educativos de Sevilla.

Hay previstas 125 intervenciones en Sevilla dentro de este plan de bioclimatización, con un presupuesto estimado de 43 millones de euros.

Del resto de obras programadas, 8 están contratadas y pendientes de inicio 31, en proceso de contratación y 52, en fase de proyecto.

Obras de bioclimatización en 34 centros educativos de Sevilla, algunos de Mairena del Aljarafe, Bormujos, Gelves y Tomares

Los trabajos que han comenzado consisten, por un lado, en la instalación de refrigeración adiabática a fin de suavizar las temperaturas en las aulas durante los meses de verano, y por otro, en la colocación de paneles solares fotovoltaicos para la producción de energía eléctrica. Mejorando de esta forma las necesidades de la climatización en los colegios e institutos, como las de ahorro, sostenibilidad y eficiencia energética de los mismos.

Las 125 instalaciones de placas solares supondrá una producción global fotovoltaica de 3.494.875 kWh/año. Con esta forma de producir electricidad, se evita la emisión a la atmósfera de más de 1.821 toneladas de gases de efecto invernadero.

Centros en Sevilla, capital en los que se han iniciado las obras de bioclimatización

Se han iniciado ya 13 obras, en los Centros de Educación Infantil y Primaria (CEIP) San Juan de Ribera, Miguel Hernández, Fray Bartolomé de las Casas, Tierno Galván y Huerta de Santa Marina. También han comenzado en los (IES) Carlos Haya, Federico Mayor Zaragoza, Llanes, Santa Aurelia, V Centenario, Ramón del Valle Inclán y Leonardo da Vinci.

Resto de centros en los que se han iniciado las obras de bioclimatización

Se han iniciado actuaciones en el CEIP Cruz Blanca de Aznalcóllar; el IES Alminar de Bollullos de la Mitación; el IES Juan Ciudad Duarte y el CEIP Padre Manjón, ambos en Bormujos; el IES Burguillos, en Burguillos; los IES Alixar y Pablo Neruda de Castilleja de la Cuesta; el IES Castilblanco de los Arroyos, en Castilblanco de los Arroyos; el CEIP Federico García Lorca de El Real de la Jara; el IES Profesor Juan Bautista de El Viso del Alcor; el IES Aguilar y Cano de Estepa; el IES Antonio Álvarez López de Gelves; el IES El Molinillo de Guillena; el IES Lago Ligur de Isla Mayor; el CEIP Director Manuel Somoza de La Luisiana; el CEIP Miguel de Cervantes de Los Palacios y Villafranca; el IES Juan de Mairena en Mairena del Aljarafe; el CEIP Francisca Pérez Cerpa de Salteras; el CEIP Mosaico de Santiponce; el IES Ramón y Cajal de Tocina y los IES Ítaca y Néstor Almendros de Tomares.

De este programa de bioclimatización se beneficiarán en Sevilla 45 colegios, 79 institutos y un Centro Público Integrado de Formación Profesional (CPIFP) de 39 municipios. Los centros seleccionados están ubicados en las zonas con mayor severidad climática en verano.

Plan pionero en Andalucía

Es la primera vez que la Junta de Andalucía aborda el problema del calor en las aulas con la implantación de sistemas de bioclimatización. Las obras van acompañadas de la instalación de energías renovables para reducir el gasto en consumo eléctrico. Es un importante avance en la actualización y modernización del parque de centros educativos públicos de la comunidad.

La refrigeración adiabática es un sistema ecológico de climatización, alternativo al aire acondicionado convencional, que consigue bajar la temperatura interior de las aulas mediante la evaporación de agua. Sus principales ventajas son el bajo consumo eléctrico (hasta un 80% inferior al del aire acondicionado) y las menores emisiones de CO2. Este sistema funciona con las ventanas abiertas y utiliza siempre aire fresco, sin recirculación, mejorando su calidad. Otras de sus características son que no emplea líquidos refrigerantes, no reseca el ambiente y evita cambios bruscos de temperatura.

En cuanto a las placas solares fotovoltaicas, con una potencia por instalación de 15 kilovatios, además de suponer menor gasto eléctrico para los centros, reducirán también las emisiones individuales y globales de CO2 a la atmósfera. La energía generada se destinará a autoconsumo, con posibilidad de vertido a la red.

Estas actuaciones cuentan con financiación europea a través de los fondos REACT-UE (Programa Operativo FEDER Andalucía 2014-2020). Es la respuesta de la UE a la pandemia de COVID-19. Todas las obras están siendo contratadas a través del Acuerdo Marco para agilizar la adjudicación e inicios de las reformas en los centros escolares.