El Covid marca las Cabalgatas de Reyes Magos de Sevilla

    El Covid marca las Cabalgatas de Reyes Magos de Sevilla y el Aljarafe. En un año marcado por la pandemia del coronavirus, los ayuntamientos de la provincia de Sevilla han tenido que adaptarse e ingeniárselas para no acabar con la ilusión de todos los niños. Varios han sido los formatos, mejorando la comunicación con los niños para no perder la esencia de unas fiestas muy esperadas por los más pequeños.

    En Mairena del Aljarafe más que una cabalgata fue un pasacalles en un autobús descapotable en el que los Reyes Magos recorrieron las calles del municipio. En San Juan de Aznalfarache el recorrido lo hicieron en coches descapotables, en Albaida del Aljarafe recorrieron el municipio a caballo. En La Aldaba y Utrera se han instalado las carrozas de forma estática y en municipios como Tomares o Bormujos se han habilitado grandes espacios abiertos para mantener la seguridad recomendada por las instituciones sanitarias para que pudieran acudir a entregar sus cartas los más pequeños con espectáculos de payasos, acróbatas o cuenta cuentos.

    En Bormujos, Sus Majestades se instalaron en una taima en un campamento, en el que han recibido la visita de niños, durante tres días con entretenimientos y malabares.

     En Tomares habilitaron los 7.000 metros cuadrados de los Jardines del Conde del Ayuntamiento para que durante dos días con citas programadas los niños pudieran recibir regalos de Los Reyes Magos y hablar con ellos con todas las medidas de seguridad implementadas contando con efectivos de la Policía Local, Protección Civil, guardias de seguridad, control de acceso y más de 3.000 visitas solo el primer día. En su segunda jornada Los Reyes Magos iniciaron la jornada ofreciendo al Niño Jesús, oro, incienso y mirra en la Parroquia de Nuestra Señora de Belén en Tomares y un ramo de flores a la Virgen de los Dolores, para empezar a recibir a los niños durante todo el día.

     El Covid marca las Cabalgatas de Reyes Magos de Sevilla, pero en la mayoría de los municipios  han intentado poner en marcha iniciativas para que Los Reyes Magos pudieran contactar con los menores a través del teléfono, citas previas, como es el caso de Tomares, Gelves, Mairena del Aljarafe, Villafranca o Los Palacios.