El pleno de Bormujos rechaza la dimisión del alcalde

El pleno de Bormujos rechaza la dimisión del alcalde en una moción presentada por el Partido Popular en la que se demandaba la dimisión de Francisco Molina y de la delegada de Educación y Obras Públicas, Mari Carmen Garfia, ante la apertura de juicio oral por un presunto delito de prevaricación.

La propuesta de los populares se enfrentó a los 9 votos en contra de PSOE, Adelante Bormujos y el concejal no adscrito y obtuvo 7 votos a favor del PP y Vox y 5 abstenciones de Ciudadanos que hizo que no prosperara la moción.

Antes de iniciar el debate sobre este punto, el alcalde instó a los populares a la retirada de acusaciones contra su persona y la delegada de Obras, en las que se les señalaba como autores de “corrupción política y tráfico de influencias”, según figura en el texto de la moción.

PP mantiene la moción

Tras manifestar el grupo popular su intención de seguir adelante con el contenido íntegro del documento, Francisco Molina ha anunciado que va a interponer una querella por injurias y calumnias por “acusaciones falsas e injuriosas contra Lola Romero (la ponente de la moción) y todos los miembros de su grupo, “recogidos en el articulo 205 y 208 del Código Penal y extender la querella contra toda persona y o manifestaciones que puedan dar publicidad a dichas acusaciones”.

La portavoz de Vox, Carmen Cariciolo defendió su apoyo a la moción señalando que tiene que “volver la cordura porque, no por ser alcalde se tiene derecho a todo”.

Ciudadanos defendió “ser un partido de centro, liberal” a través de su portavoz, Manuel Romero que apostó porque “la prioridad deben ser los ciudadanos, ahora en plena tercera ola”, un momento en el que “para los políticos debería ser prioridad dar soluciones a los vecinos”, dando a conocer la abstención de su grupo.

El pleno rechaza la dimisión

Desde el PSOE, la portavoz Margarita Beltrán acusó a los populares de provocar una crisis de Gobierno en Bormujos “por intereses partidistas mediante una campaña de mentiras y acoso para ocupar un sillón”. Beltrán reprochó que en plena pandemia, mientras se trabaja por una buena gestión en Bormujos, los populares “hacen perder el tiempo con mentiras, destrozando la reputación de todo un pueblo y el nombre de un alcalde honrado” y les solicitó que trabajen por los intereses del pueblo.

Por último, el alcalde apeló a los grupos a no unirse a que no fueran “cómplices de esta sinrazón e injusto escarnio de acoso y derribo contra su persona con el único objetivo de forzar una moción de censura”. Tras las votaciones el pleno de Bormujos rechaza la dimisión del alcalde.

En la sesión plenaria se dio luz verde a la creación de una “Comisión Informativa Especial” para ahondar en la transparencia y buen gobierno en materia de contratación administrativa.