La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) recupera el “histórico camino” que une Mairena del Aljarafe con Gelves (Sevilla)

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) recupera el “histórico camino” que une Mairena del Aljarafe con Gelves (Sevilla), ambientalmente y el uso público que llega hasta el Guadalquivir. El proyecto protegerá el dominio público hidráulico y el control de la erosión en el arroyo Porzuna en su tramo de máxima pendiente hasta su llegada a la Vega de Gelves.

El camino discurre a la vera del arroyo Porzuna, desde el mismo parque que da nombre. Este camino llegó a estar «bloqueado» por propietarios privados colindantes, pero ahora se convertirá en un espacio de senderismo y disfrute, por uno de los caminos que ofrece Mairena del Aljarafe, hasta el Guadalquivir, a lo largo de 2 kilómetros.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) recupera el “histórico camino” que une Mairena del Aljarafe con Gelves (Sevilla)

El proyecto cuenta con un presupuesto base de licitación de 512.626,20 euros, financiados con fondos europeos NextGenerationEU.

La CHG, según la memoria del proyecto, protegerá los valores medioambientales del arroyo Porzuna, mitigando los efectos de las modificaciones hidrológicas que han provocado los cambios en los usos del suelo de las últimas décadas. Estas obras, además, forman parte del conjunto de actuaciones que serán financiadas por el Fondo de Restauración Ecológica y Resiliencia (FRER).

El objetivo principal de la confederación

El objetivo principal es reducir el riesgo de inundaciones en las zonas vulnerables colindantes mediante la laminación de las avenidas a través de la recuperación de la llanura de inundación, además de incrementar los valores ambientales del entorno, mediante la recuperación de diversos hábitats, conformando un corredor verde entre el cauce del Guadalquivir y la cornisa del Aljarafe.

La creación de un entorno natural con una abundante cubierta forestal permitirá amortiguar la temperatura del entorno, contribuyendo igualmente al secuestro de dióxido de carbono y a la generación de oxígeno.

La expropiación de los terrenos afecta a una superficie de 158.872 metros cuadrados y la valoración o coste total se estima en 279.000 euros. Debido a la superficie de los terrenos a expropiar y al hecho de aprovechar accesos existentes, no está prevista la ocupación de terrenos. “Las actuaciones respetarán las formaciones existentes, incluso aumentarán su superficie a medio y largo plazo”.