Once detenidos en el Aljarafe por robar 5000 kilos de naranjas

Once detenidos en el Aljarafe por robar 5000 kilos de naranjas y 500 metros de cable eléctrico. Según la Guardia Civil, de trata de 11 delincuentes muy activos y son autores de los presuntos delitos de robo con fuerza, daños, recepción, contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal, los cargos que se les imputan.

Los lugares elegidos para los robos de las naranjas fueron Aznalcázar y Benacazón

Las pesquisas, que comenzaron en febrero, se han prolongado en el mes de marzo y han dado sus frutos ahora. Los daños se han producido en varias fincas de las localidades de Benacazón y Aznalcázar, ocasionando daños en las explotaciones agrícolas por valor de 13.500 euros.

La propietaria de un comercio de la localidad de Coria del Río ha sido una de las detenidas. Esta detenida adquiría sistemáticamente la fruta robada por los detenidos por la Guardia Civil. Esta fruta, según el informe pericial aportado por uno de los perjudicados, se encontraban todavía en tratamiento con productos nocivos para la salud humana.

Once detenidos en el Aljarafe por robar 5000 kilos de naranjas

Por estas acciones se ha detenido a once personas, miembros de tres familias con una estrecha relación. Todo un entramado criminal para delinquir en la zona del Aljarafe. Los detenidos, con numerosos antecedentes por la comisión de robos en explotaciones agrícolas y fábricas relacionadas con el sector, ya han sido puestos a disposición judicial con los cargos de robo con fuerza, daños contra la salud pública (las naranjas estaban en tratamiento para las plagas y no habían pasado por los tratamientos sanitarios para su consumo) y pertenencia a grupo criminal.