De nuevo a pleno la licitación de la recogida de basura de Mairena

De nuevo a pleno la licitación de la recogida de basura de Mairena del Aljarafe tras ser rechazada en el pleno de diciembre.

El Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe (Sevilla), gobernado por el PSOE de Antonio Conde, vuelve a llevar a su pleno ordinario de enero, en el orden del día, el expediente de contratación del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos de Mairena del Aljarafe, un punto que ya fue rechazado en el pleno de diciembre al votar en contra PP, Cs, Unidas Podemos y VOX al tramitar unilateralmente la licitación sin contar con el resto de partidos como afirmaron estos en el pleno de diciembre.

De nuevo a pleno la licitación de la recogida de basura de Mairena del Aljarafe

En el pleno de diciembre manifestaron en el pleno trabajadores del actual servicio de recogida de basura, en ruegos y preguntas, (fuera del video acta que graba el ayuntamiento), que se sienten engañados por Antonio Conde al prometerles su incorporación como trabajadores del ayuntamiento cuando realmente están trabajando para una empresa externa en la que ahora mismo peligran sus puestos de trabajo, si no se aprueba la licitación con la misma empresa que está realizando el servicio ahora.

Los ánimos se calentaron en el pleno de diciembre y el alcalde dio por terminado el pleno sin dejar a los trabajadores de RSU preguntar. Amenazando incluso con pedir a la policía local, con echar a alguno de los trabajadores de la recogida de basura que se encontraban como publico.

Pleno de enero de Mairena

En el pleno de enero, sin aportar nada nuevo, el equipo de Gobierno del PSOE del Ayuntamiento vuelve a presentar la misma licitación de RSU. El equipo socialista no está por el diálogo con el resto de grupos municipales. Afirma Vicente Ajenjo, del grupo popular, para volver a votar negativamente a la moción.

Unidas Podemos, también votó en contra, defendiendo «la gestión directa de los servicios municipales». «Creemos que privatizar un servicio público sale más caro para la ciudadanía o empeora las condiciones sociales y económicas de los trabajadores del servicio público, o ambas cosas».

El partido socialista sacó la propuesta que había presentado el mes anterior con el voto de CIUDADANOS. El grupo naranja había votado en contra en el pleno del mes de diciembre y no justificó de ninguna forma el cambio de su postura. Su portavoz Margarita Rincón llegó al pleno después de votarse este punto que voto a favor Enrique Fco. Carmona.