Pillado por la Policía Nacional en San Juan abusando de su hijastra

Diez años de cárcel por ser pillado por la Policía Nacional en San Juan abusando de su hijastra en un polígono del municipio del Aljarafe. Las declaraciones de los dos agentes de la Policía Nacional, que cogen «in fraganti» al detenido, han bastado al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía para confirmar la condena a este ciudadano rumano a diez años y medio de prisión; la hijastra fue acogida por la Junta de Andalucía.

Pillado por la Policía Nacional en San Juan abusando de su hijastra

El Tribunal Superior de Justicia Andaluza ratifica la condena a Lucian L. de nacionalidad rumana a diez años y medio de cárcel por un delito de abusos a una menor. “Es difícil encontrar un caso de abuso sexual con una prueba tan contundente”, señala el último fallo judicial. Dos Policías Nacionales pillaron “in fraganti” al acusado abusando de la hija de once años de su pareja en el interior de un coche. Los hechos ocurrieron en plena pandemia, Lucian L. era pareja de hecho de la madre de la víctima, que entonces tenía once años. En julio de 2020 se trasladó con su madre y Lucian a San Juan de Aznalfarache a un piso con otros parientes lejanos.

Los hechos en San Juan de Aznalfarache

El detenido, junto con uno de sus parientes y la menor, se subieron en un vehículo para ir a comprar agua, pues el piso en el que vivían no tenía agua potable. El pariente se bajó para ir a una casa de apuestas y el acusado siguió el trayecto, pero pasó de largo la estación de servicio y se dirigió al polígono Cavaleri de San Juan de Aznalfarache. Detuvo el coche en un lugar aislado de poco tránsito y se montó en el asiento trasero donde empezó a abusar de la menor. En pleno ataque a la menor se acercaron dos agentes que patrullaban por la zona, sorprendiendo al acusado en la situación descrita.

La defensa alegó que su cliente negó los hechos y que señaló que la versión de los dos Policías Nacionales testigos fue una confusión. Creen está inducida por la actitud sospechosa o huidiza del acusado al no tener la documentación del automóvil en regla.

La Audiencia calificó de inusual que un caso de abusos sexuales cuente con testigos directos como los agentes. Califican las declaraciones de los agentes de “contundente, congruente y coincidente”.