Maloma vuelve a Almensilla casada y con tres hijos

Maloma vuelve a Almensilla casada y con tres hijos, “una de las razones, para que su hijo de 4 años tenga los mejores cuidados médicos para controlar el asma que sufre”, informa José Morales, padre adoptivo de Maloma.

José Morales no pudo despedirse de su hija Maloma, como denunció en su día, “fue secuestrada por su familia en el Sáhara en 2015”. Siete años han pasado desde que Maloma fue a visitar a su madre biológica, que ahora decida quedarse a vivir en su casa de siempre, ha supuesto “todo un impacto”.

Maloma vuelve a Almensilla casada y con tres hijos

La joven, que ahora tiene 28 años, está viviendo con su marido, un saharaui de 33 años y sus tres hijos de 5 y 4 años y cuatro meses y su madre, en el municipio del Aljarafe sevillano de Almensilla. Según informa José Morales, “quiere vivir tranquila, hacer borrón y cuenta nueva y comenzar una nueva vida lejos del Sáhara”.

Su historia saltó a los medios cuando su padre adoptivo denunció su secuestro por parte de sus propios hermanos el 12 de diciembre de 2015. Video de una de las manifestaciones que se hicieron en Mairena del Aljarafe. La joven había viajado para ver a su madre biológica, que estaba enferma, con la intención de volver. La chica adoptada por José Morales y su mujer estaba preparando unas oposiciones para ingresar en la Policía Nacional. El día de su vuelta, la retuvieron el pasaporte español, que más tarde le devuelven por la mediación de la embajada en Argel.

Ya en Sevilla, “no habla mucho del tema, quiere estar tranquila, hacer su nueva vida junto a su marido y sus hijos”. José informa que tuvo noticias “hace meses” de que su hija quería regresar, sobre todo porque “veía a Mari Carmen -su mujer- hablar mucho con ella por WhatsApp”.

Maloma quiere normalidad para sus tres hijos

Mari Carmen “se pasaba horas llorando” y cambió su talante con el paso de las semanas, en abril comenzó a rumorear que Maloma quería regresar. Después de hablar con ella, su regreso se lleva a cabo en el mes de junio. Aunque se ha conocido ahora, «ya todo se ha normalizado y ella está asentando su vida de nuevo, donde ha crecido».

Para el hostelero sevillano, su vida ha dado un vuelvo total. “Me he encontrado de pronto con una hija y tres nietos -los niños llevan su apellido-. Hemos pasado de llorar todo el día a ser felices”. Los abuelos adoptivos intentan que sus nietos vivan con total normalidad, recogen del colegio, a sus nietos mayores escolarizados en el municipio del Aljarafe.

Deja una respuesta