Abren diligencias al alcalde de San Juan de Aznalfarache por el uso no regulado de la moneda “ossetana”

Abren diligencias al alcalde de San Juan de Aznalfarache por el uso no regulado de la moneda “ossetana” tras una denuncia formulada por el Grupo municipal Vox contra el alcalde de San Juan de Aznalfarache (PSOE), por presuntos delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos con relación al convenio firmado con la Asamblea de Cooperación por la Paz en Andalucía, para que dicha entidad se encargase de la gestión de la moneda social “ossetana”, como figura en el auto del Juzgado de Instrucción número 14 de Sevilla, incoando diligencias previas en torno a la denuncia interpuesta por Vox.

En el auto, el juzgado informa que del contenido de la denuncia del presidente de Vox Sevilla, Javier Cortés, se desprenden “características que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal”, por lo que da traslado a la Fiscalía y cita al presidente de Vox Sevilla para el próximo 1 de febrero para que ratifique su denuncia. El  Ayuntamiento ha intentado justificar su actuación en dos sesiones de su junta de portavoces y en un pleno monográfico sobre este asunto. Informando que desde su creación en 2014 con unos 213.000 euros aportados por el propio Ayuntamiento, la Junta de Andalucía o La Caixa, fue creada para ayudar a vecinos del municipio en situación de vulnerabilidad a adquirir productos básicos de primera necesidad.

El Gobierno local del PSOE

El Gobierno local del PSOE aseguraba que “ni un solo euro de los presupuestos para el programa de la moneda ossetana ha sido destinado a usos ajenos al interés general y siempre se han otorgado las prestaciones según informe previo de los servicios sociales”, Vox afirma que el informe de los habilitados nacionales “pone de manifiesto que no existe expediente alguno sobre el programa de moneda ossetana” produciéndose “una articulación de un mecanismo paralelo a la contabilidad y gestión del gasto municipal”.

El equipo municipal Vox

Por ello, según el equipo municipal de Vox, “el programa de la moneda social ossetana no está reglado” y está basado en un reconocimiento de obligaciones o ejecución del gasto que “puede conllevar ilícitos penales”. El equipo de Vox afirma que se trata de una “actuación arbitraria de la administración municipal actuando al margen de los parámetros constitucionales”, ya que “no hay un reglamento u ordenanza alguna en la que se recojan con claridad y de forma conocida por todos, los criterios que se utilizan desde los servicios sociales para designar los beneficiarios de las ayudas de la moneda social”.

Afirmando que “nos encontramos con un intencionado y grave atentado personal con vulneración y clara dejadez de funciones, con una clara omisión de trámites esenciales en el procedimiento”. Según el equipo verde, “hay muchos gastos que no se corresponden con la finalidad de la moneda ossetana, correspondientes a gastos en bares y verbenas celebradas en el municipio”, así como compras “que no se corresponden con alimentos de primera necesidad, tales como botellas de bebidas alcohólicas”, e incluso “parece ser que algunos beneficiarios de esta moneda no son vecinos del municipio de San Juan de Aznalfarache”.

Así, Javier Cortes ha señalado que la decisión judicial de abrir diligencias al alcalde de San Juan de Aznalfarache previas en torno a esta denuncia, reafirma la “lucha” de Vox contra “los chiringuitos y el despilfarro del dinero público”.